plantas exoticas

Hay especies que son introducidas por el hombre en ciertos lugares que ocacionan grandes desastres ecológicos. Las Plantas Exóticas desplazan y extinguen las nativas, muchas veces adulterando la composición del suelo.

sábado, junio 18, 2005

Son muy escasas las Plantas Exóticas en la Costa

Muchas veces estamos en nuestro jardín y notamos cierta monotonía o que ciertos lugares resultan poco atractivos o que es un lugar que no tiene presencia en nuestro jardín. para esos casos es importante conocer que además de tener armado un jardín con plantas armoniosas y agradables podemos valernos de otros recursos para crear un entorno diferente en los mismos.
En el Partido de La Costa no se ven Plantas Exóticas en la vía pública, como tampoco en los espacios privados. Es escasa la presencia de ellas en La Costa.
Según Carlos Pintos, asesor y vendedor del vivero el Alba, ubicado en la calle 41 y 7, menciona que sí se venden estas especies pero, al no exístir en la zona los profecionales dedicados al “paisajísmo”, no se adquieren, y no saben que una planta le puede dar un estílo diferente al jardín y dejarlo más vistoso y admirado.


España

Lo cierto es que las Especies exóticas que se adaptaron al lugar, crecen fuertes y se reproducen lentamente.
Los árboles ornamentales nativos son atractivos y bellos. Pero la primavera nos revela especies de espléndida floración que vienen de otras regiones, pero se han adaptado sin problemas en diferentes lugares del país.
Pintos tiene en su vivero ejemplares de catalpas (Catalpa bignonioide), originarias del sudeste de América del Norte.


En nuestro país es un árbol de porte mediano, aunque en su región de origen puede superar los 20 metros de altura. Tiene tronco y ramas robustas, copa extendida, más ancha que alta, grandes hojas de largos pecíolos, moradas cuando nacen, caducas, algo velludas, que cuando caen dejan cicatrices en las ramas. El follaje no es muy denso, por lo que no proyecta buena sombra.


Paisajismo: patio de la comunidad en Madrid. 1992

Otro hermoso árbol es el kiri, al que se consideró una bignoniácea como la catalpa, pero que ahora se incluye en la familia de las paulowniáceas: su nombre botánico es Paulownia fortunei. También tiene hojas grandes y caducas, y forma largos y densos racimos de flores acampanadas, grandes, en primavera temprana, de bello color lavanda, con manchas amarillas y violeta en su interior. Es originario de China y tiene gran valor forestal, ya que es de muy rápido crecimiento y la madera, liviana y resistente, tiene muchas aplicaciones. Se lo cultiva en Misiones, Corrientes y Chaco. En Buenos Aires y alrededores suele sorprender su bella copa en flor como árbol aislado, en algún patio.
El señor Pintos dijo que en su vivero posee varias plantas exóticas con ser la Acasia Bauleciana rubra (Austria), Mahonia Japoníca (Japón), Clematides una especies de enredaderas( Holanda), Pistosporum Magi (holanda), Cyanothus (proviene del norte), Erika Arenia King (Estados Unidos), Platicerium, conocida como Asta de ciervo, copo de nieve,Cineraria, Drácena marginata tricolor,entre otros.

Clematides, una enredadera proveniete de Holanda.

Los Captus
Ellos crecen en lugares rocosos o donde no hay mucha agua en la tierra, por ello se encuentran en la cordillera de nuestro país o en el norte como ser Mexico o perú.
Aca en La Costa, estas especies se vende muy caras si provienen de otros países y en un precio razonable si son del país.
Los vendedores de Cactus no saben con presición el nombre de cada especie. Las que hay a la venta son porque le resultaron atractivas al vendedor



Un caso en particular es la Matucana. Es un género que incluye alrededor de 20 especies de cactus originarios de Perú, que está estrechamente emparentado con Borzicactus. Las plantas son por lo general globulares, aunque con tendencia a volverse un poco columnares con la edad. El nombre del género proviene de la ciudad homónima, situada en Perú al nordeste de Lima, a gran altura en la cordillera occidental.
Matucana, originaria de Perú.

El género Melocactus incluye unas 40 especies de cactus originarias de México, las Indias occidentales y de la parte norte de Sudamérica. Son de crecimiento lento y de difícil cultivo. Presentan tallo globular, generalmente solitario, salvo que el meristemo apical haya sido dañado. Cuando la planta es madura, el cuerpo detiene su crecimiento y se produce una corona en la parte superior denominada cefalio. En ésta parte se producirán las flores y los frutos. El cefalio puede estar en crecimiento permanente por muchos años, y en algunas especies puede exceder el alto del cuerpo de la planta. El nombre del género, utilizado por primera vez por Tournefort, proviene del latín melo, abreviación de melopepo (término con que Plinio el Viejo designaba al melón) .
La mayoría de los Melocactus tienen requerimientos especiales que los hacen de difícil cultivo. Son muy propensos a la putrefacción, por lo que deben mantenerse en recipientes con sustrato muy bien drenado. En verano deben ser regados con normalidad, pero en invierno sólo deben vaporizarse ligeramente de manera esporádica. Requieren pleno sol en los climas más benignos, pero en los meses de más calor se les debe proporcionar algo de sombra, así como en los climas de temperaturas más elevadas. Para asegurar un óptimo crecimiento, es una buena idea realizar un cambio de maceta en primavera cada dos o tres años.
Las flores de Melocactus tienen matices rosas o rojos. Se producen en abundancia durante la primavera o el otoño, según las especies.
Otra característica del género es que los frutos maduros caen al volverse carnosos.




Las plantas de éste género tienen atractivas flores de largo cuello, generalmente blancas, naranjas o rojas según la especie. La floración se produce en primavera o verano.
Necesitan algo de calor invernal y sustrato bien drenado, ya que tienen tendencia a perder las raíces si se las mantiene con el sustrato húmedo cuando el clima es frío. Requieren pleno sol, aunque en los climas de calor más intenso se les debe proporcionar sombra.



Un consejo: No sobrecargar el jardín con muchas especies de plantas y con un exceso de colores sin orden. Este es un error muy frecuente donde la armonía brilla por su ausencia.

1 Comments:

  • At 8:05 p. m., Blogger Luciano Mucelli said…

    La nota está bien. Aunque a mi entender a veces te vas del objetivo que es hacer un relevamiento de las plantas exóticas que hay en el Partido de la Costa.
    También me parece que son escasas las fuentes periodísticas que consultas. Solamente mencionas a Pinto y a nadie más. (Acordate que se diferencian las fuentes periodísticas de los enlaces que creas). Este punto me parece esencial porque un buen informe periodístico debe tener como consulta, por lo menos, a dos fuentes.
    Buena utilización de las imágenes, aunque el cactus bailarín me parece exagerado. ¡Ah! Se escribe “cactus”.

     

Publicar un comentario

<< Home